Туристический портал
es-ESen-GBfr-FRde-DEru-RU

Trinidad de Cuba celebra su aniversario 507

опубликованный 2021-01-12 по Norlan Echevarria

Patrimonio Cultural de la Humanidad, Ciudad Creativa y Ciudad Artesanal del Mundo, la otrora villa de la Santísima Trinidad, ciudad detenida en el tiempo que preserva aún los encantos de cinco siglos atrás, pero en plena armonía con la modernidad, está celebrando por estos días su 507 aniversario: fundada en enero de 1514 por el Adelantado Don Diego Velázquez.

Como parte de los preparativos para festejar el cumpleaños de Trinidad, principal destino turístico del centro-sur de Cuba y uno de los más demandados, varias obras de impacto social fueron ejecutadas a favor de la calidad de vida de los pobladores y del producto turístico, a pesar de las restricciones impuestas por el enfrentamiento a la COVID-19.

Sobresale la reapertura del emblemático teatro La Caridad, enclavado en una edificación que data de 1936; luego de más de dos décadas de inactividad, un proceso de restauración capital le ha devuelto su esplendor arquitectónico original, en tanto lo ha dotado de modernas tecnologías. El concierto inaugural lució las mejores galas de figuras ilustres de la cultura cubana centradas en José María Vitier y sus invitados.

Otra de las acciones trascendentes en la jornada conmemorativa fue la apertura del Ocio Club de Trinidad –reporta escambray.cu— inversión financiada por el Ministerio de Turismo que será operada por el Grupo Extrahotelero Palmares, enclavado en un inmueble de valor patrimonial, situado en la calle más comercial, que recupera así su prestancia. Cuenta con cinco salones de juego, modernos equipos de simulación, cafetería y espacios para actividades infantiles.

Se suman otras obras como las aperturas de mercados y del restaurante El Marino, ampliación de la planta habitacional del hotel Ancón, reanimación de varias calles, inauguración de un círculo infantil en una casona del siglo XIX rehabilitada, conclusión de viviendas y una nueva sala en el hospital local.

Huella del antiguo esplendor colonial, esta antiquísima urbe es considerada por expertos como una de las ciudades coloniales mejor conservadas de América, con edificaciones de los siglos XVIII, XIX y principios del XX, que exhibe una combinación de estilos con una coherencia ambiental no alterada en el transcurso de los años, de ahí su apelativo de Ciudad Museo.

Distinguida por sus callejuelas adoquinadas transitadas por coches tirados por caballos a la usanza colonial; típica arquitectura de ventanales inmensos de altos poyos, balaustradas de hierro o maderas preciosas torneadas, balcones corridos, acogedores patios interiores, cenefas, arcos, tejas rojas y añejas decoraciones; y gente afable y sencilla permeada de añejas tradiciones y protagonistas de un mercadeo armónico con el proyecto sostenible local.

Fuente: TTC Travel Trade Caribbean

общий: 0 Комментарий (ы)