¡Reserva tu viaje!

Naturaleza de Cienfuegos, Cuba

La naturaleza de Cienfuegos es variada y abundante. Cuenta con ecosistemas marinos, costas y montañas de gran diversidad biológica, que condicionan su flora y fauna. La provincia de Cienfuegos tiene áreas protegidas en Guanaroca y el valle de Yaguanabo con una gran cantidad de aves y especies de mamíferos como cerdos salvajes, venados y agutíes. Existe un proyecto de gestión integrada en las zonas costeras relacionadas con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA). Uno de sus tesoros naturales es el Jardín Botánico, el más antiguo de Cuba con una gran reserva de flores. Este lugar es considerado el banco de germoplasma más completo del país.
En el territorio de Cienfuegos, también hay algunos bosques naturales y áreas forestales. Uno de los lugares más hermosos de Cuba es el sendero natural de El Nicho, con docenas de cascadas y piscinas naturales escondidas en las montañas. Es un sitio paradisíaco muy visitado por los amantes del ecoturismo, donde armonizan la vegetación, los ríos, las cascadas y los pintorescos pueblos campesinos.
La Hacienda La Vega es otro sitio con un impresionante atractivo natural, ideal para conocer la vida del típico campesino cubano. En esta granja, uno puede disfrutar de un paseo a caballo para penetrar y observar la naturaleza.
Laguna de Guanaroca lo invita a pasear por el lóbulo oeste de la bahía para descubrir un sitio extraordinario ocupado por una superficie de 202 km2 de área protegida. Aquí hay importantes especies de flora y fauna de las que se distinguen los flamencos.
El valle de Yaguanabo, al sur de las montañas de Guamuhaya, es una de las zonas más ricas de la región. El río que lo cruza y que da nombre al valle ofrece un paisaje de contrastes excepcionales, flanqueado por intensos colores verdes. Su ubicación entre las montañas y la costa muestra hermosas imágenes del mar Caribe.