¡Reserva tu viaje!

Naturaleza


Encontrarse en la naturaleza de Pinar del Río es realizar el sueño de penetrar en las más abruptas elevaciones de la Cordillera de Guaniguanico, apreciar especies animales y vegetales de alto endemismo, penetrar en una de las mayores espeluncas de Cuba, la Gran Caverna de Santo Tomás, visitar los cayos Levisa y Jutía, hermosas playas con fondos marinos envidiables para el buceo.

Cámara en mano, el viajero descubre sorprendentes paisajes a través del senderismo, las cabalgatas y el espeleoturismo. No se requiere una gran imaginación para quedar virtualmente fascinado por los encantos de Viñales. Por tratarse de una naturaleza excepcional, protegida y enriquecida por el trabajo y la dedicación del hombre, la UNESCO le otorgó en 1999 la condición de Paisaje Cultural de la Humanidad. En su Parque Nacional, el visitante disfruta de los atributos, tradiciones, música y la esencia campestre de su gente. Las opciones más recomendadas son: la excursión a la Gran Caverna de Santo Tomás, considerada la mayor de Cuba y la segunda en América Latina, ubicada a 16 Km del poblado de Viñales, la Cueva del Indio, para navegar por el subsuelo en bote, observando un singular espectáculo cavernario, la Finca agro turística San Vicente, con gran diversidad ornitológica y un sendero para la observación de aves, los baños minero medicinales de San Vicente, vigentes desde su descubrimiento en 1838, el Mural de la Prehistoria, una de las pinturas murales más grandes de Cuba, creada sobre la pared de un mogote y el canopy tour, aventura en tirolesa para vibrar de tanta adrenalina saltando sobre la copa de los altos pinos, en la Loma del Fortín, a sólo 4,5 Km de Viñales.

Pinar del Río cuenta con el privilegio de invitar al visitante a recorrer la Ruta del Tabaco: de la vega a la fabricación del auténtico puro de Vueltabajo, hecho 100 % con la capa y la tripa de esta región, para fumarlo luego de degustar el aromático licor Guayabita del Pinar.

En este panorama natural, se destaca la Península de Guanahacabibes, tipificada como una Reserva de la Biosfera de excepcionales valores naturales, escenario seguro para la reproducción de tres tipos de tortugas marinas -tortuga verde, caguama, y carey- que escogen las costas de la península para anidar, llamado hoy a su extrema protección, por ser especies en peligro de extinción. Esta zona posee una de las playas con mejores fondos marinos de toda Cuba, María la Gorda, donde se ubica el Centro Internacional de Buceo.

Rica por su patrimonio natural, histórico y cultural, la provincia es sitio singular para desarrollar un turismo sostenible y especializado de naturaleza, destacándose el senderismo, la cabalgata, el espeleoturismo, la observación de flora, fauna y en especial la observación de aves. Es el lugar indicado para admirar los caprichos de la naturaleza e interactuar con un poblador hospitalario, compartiendo con él, un exquisito puro y unas copas de Guayabita del Pinar, embriagado en arraigada e interesante historia.

ALGUNOS VALORES EXCLUSIVOS:
Una de las seis (6) Reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO existentes en Cuba: Guanahacabibes (declarada en el año 1987).
Tres (3) Parques Nacionales: Guanahacabibes, Cayos de San Felipe y Viñales. Cuenta con el único Monumento Nacional vivo: Microcyca calocoma (Planta fósil viviente, proveniente del período Jurásico).